CREDO

LO QUE CREEMOS:


• Sobre Dios
• Sólo hay un Dios, que es el creador de todo cuanto existe. Dios siendo uno, es en tres personas: El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo. Es infinito, inmutable, eterno, omnisciente, omnipresente, es amor, es santo, es justo y misericordioso.

• Sobre la Biblia
• Ella es la palabra de Dios, inspirada por El y revelada al hombre para la salvación de su alma, ella es útil para enseñar e instruir en justicia a fin de que el hombre de Dios sea perfecto y esté preparado para toda buena obra.

• Sobre Cristo
• Es hijo de Dios, su concepción fue virginal, se hizo hombre para salvar al hombre, en él hay dos naturalezas: La Divina y la Humana, es verdadero y perfecto. Murió en la cruz para redimir al hombre de sus pecados, descendió a los lugares más bajos de la tierra donde estuvo en el Hades, resucitó al tercer día para sentarse a la diestra del Padre desde donde intercede por nosotros.
 Sobre el Espíritu Santo
• Es Dios, enviado del Padre para engendrar a los creyentes y morar en ellos, es el Vicario de Cristo y fue dejado en la tierra para ser el consolador de la Iglesia hasta que ella regrese a la morada del Padre.
• Sobre la salvación universal
• Dios es soberano y amoroso, creó al hombre y habiendo visto el pecado de éste, decidió salvarlo dando a su hijo en rescate por medio de la muerte en la cruz, este rescate es recibido por gracia, el hombre no puede hacer nada para alcanzarlo pues es un don divino.

• Sobre el bautismo en agua
• Este integra al discípulo en el Cuerpo de Cristo, lo identifica con su muerte y resurrección. Es para todo aquel que ha creído y se ha arrepentido de sus pecados.

• Sobre los ministerios
• Son la capacitación de los santos para la obra del ministerio, para la edificación del Cuerpo de Cristo hasta que alcancemos la unidad de la fe, y el conocimiento del Hijo de Dios. Para que seamos hombres de madurez plena y alcancemos la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.

• Sobre satanás
• Fue creado por Dios como ángel de luz, pero cayó en pecado de rebelión contra Dios, por esa causa perdió su estado de santidad y se convirtió en un ser caído, con esa naturaleza se le permite tentar al hombre para probar su fe y su obediencia a Dios. Será arrojado al lago que arde con fuego y azufre después del juicio final.
• Sobre la ley y la gracia
• La ley fue entregada a los hombres por medio de Moisés en el Monte Sinaí, ella contiene los estatutos, preceptos y ordenanzas que éste debería de cumplir. Hay bendiciones para quien la cumpla y maldición para quien la viole. La gracia fue revelada por Dios a los hombres a través de Jesucristo y sus Apóstoles, para mostrar la forma exacta de vida que los hijos de Dios deben llevar en la tierra, no elimina a la ley sino que la potencia haciéndola una ley interna y personal.
• Sobre la iglesia de Jesucristo
• Es una sola, formada por los verdaderos creyentes de cualquier parte del mundo, sin distinción de raza o sexo, posición económica, cultural o denominacional.

• Sobre el arrebatamiento.
• Es la promesa de Jesucristo para su Iglesia, vendrá por ella y será arrebatada a los cielos para estar con el Señor por siempre.
• Sobre la adoración a Dios
• La adoración es la expresión mayor que el hombre puede dar a Dios, el cual es digno de toda gloria. La adoración es el reconocer su deidad y Dios es al único que debemos de adorar en espíritu y verdad.
• Sobre las obras
• Es el servicio que el cristiano le puede dar al prójimo no importando lo que éste último crea. Las obras no salvan; nadie entrará al cielo por obras pero ningún creyente deberá haber llegado sin ellas.
• Sobre las responsabilidades civiles
• Todo creyente es ciudadano de alguna nación, por lo que tiene derechos y responsabilidades que cumplir con su nación.

• Sobre el pecado

• Es trasgresión a la Palabra y a la voluntad de Dios haciendo que el hombre se degrade en todos sus ámbitos. Solamente Jesucristo puede perdonarlo.

• Sobre la Resurrección
• Es un acto divino por el cual Dios levantará corporalmente a todos los muertos. Además, los salvos recibirán vida eterna en Cristo y los incrédulos irán a la perdición eterna.